Intestino permeable y alergias alimentarias en perros (parte II)

Aquí tienes la segunda parte de este artículo.

La primera parte la puedes leer aquí

Mantener un equilibrio en el microbioma es delicado

Existen dos tipos de bacterias en el microbioma del perro: benéficas y patógenas (amigables y dañinas), y el equilibrio entre estas bacterias es fundamental y fácil de alterar.

¿Qué puede dañar el microbioma?

1 Antibióticos*

El problema con los antibióticos es que matan indiscriminadamente tanto las bacterias dañinas como las buenas del intestino de tu perro. Esto no solo altera su equilibrio, sino que puede acabar con toda la colonia, dejando solo los gérmenes resistentes, que pueden crecer y multiplicarse.

Sin embargo, estos pacientes, la inmensa mayoría, necesita recibir antibióticos ¿Cómo? Parece una contradicción, pero no es así, te la explicamos. El protocolo clásico y casi obligatorio en este tipo de pacientes digestivos es: un desinflamatorio y un antibiótico; como desinflamatorio se usan corticosteroides (hablamos de ellos enseguida) y como antibiótico, metronidazol o tilosina.

Estos pacientes SIEMPRE tienen una disbiosis, es decir, un desequilibrio en la flora intestinal, imperando sobre todo microorganismos patógenos, es muy común que haya un exceso de protozoarios, el protagonista por excelencia en estos casos es… la giardia.

Es más, aunque tu perro no haya tomado antibióticos antes, si está comiendo alimentos de animales criados de manera convencional, consumirá, de forma indirecta y en mucho menor grado, los antibióticos que le dieron a las vacas o pollos que come.

*No tenemos nada en contra de los antibióticos, al contrario, cuando se deben de aplicar se aplican, pero siempre bajo supervisión del Médico Veterinario.

3 Vacunas

Alteran el sistema inmunológico e inhiben el crecimiento de bacterias beneficiosas.

4 Esteroides

Los esteroides inhiben muchas funciones intestinales importantes, inhiben el sistema inmunológico y pueden provocar la proliferación de bacterias dañinas.

5 Estrés

Si tu perrito pasa muchas horas solo o sufre de otros factores estresantes crónicos, esto lo hará más susceptible a un microbioma desequilibrado.

6 Dieta

Los perros que consumen dietas procesadas o dietas altas en carbohidratos (y cualquier croqueta o pienso del mercado será alto en carbohidratos) tendrán una flora intestinal desequilibrada. Los carbohidratos, especialmente aquellos con una carga glucémica más alta, son el alimento preferido para muchas bacterias dañinas. Los granos y los carbohidratos también causarán un crecimiento excesivo de hongos y levaduras.

Los alimentos modificados genéticamente (OGM), los conservantes, los productos lácteos, los colorantes y el agua clorada también pueden dañar el microbioma.

Cuando las bacterias del microbioma se desequilibran, el resultado se llama disbiosis. Y la disbiosis puede crear o empeorar las alergias a través de algo llamado intestino permeable.

¿Qué es el intestino permeable?

Cuando se permite la proliferación de bacterias dañinas, pueden causar intestino permeable. El intestino permeable es exactamente lo que parece: se pueden desarrollar agujeros en el revestimiento intestinal de tu perro, lo que permite que el contenido intestinal se «filtre» en el torrente sanguíneo.

El revestimiento del intestino, llamado revestimiento de la mucosa, se irrita e inflama cuando ocurre la disbiosis.

Esta inflamación hace que las células que recubren los intestinos, llamadas enterocitos, se separen. Cuando esto sucede, las bacterias, los hongos y los alimentos no digeridos comienzan a filtrarse al torrente sanguíneo.

Se supone que las proteínas no digeridas no deberían estar en el torrente sanguíneo. Cuando entran, el sistema inmunológico se acelera, los ataca y neutraliza.

A veces, el antígeno de la proteína extraña puede parecerse a la estructura de una de las proteínas de los tejidos del propio cuerpo. Esto se llama mimetismo molecular y puede hacer que el cuerpo cree anticuerpos contra sí mismo, que es la causa de la autoinmunidad (enfermedades autoinmunes) y las alergias.

El intestino permeable también puede provocar el paso de bacterias a través del revestimiento intestinal, así como endotoxinas bacterianas llamadas lipopolisacáridos. Definitivamente, estos no pertenecen al torrente sanguíneo de tu perro y circulan por el hígado, los riñones, el corazón y otros órganos donde causan inflamación y enfermedades crónicas.

Por lo tanto, el intestino permeable no solo causa alergias y trastornos de hipersensibilidad, sino que crea autoinmunidad, que es la causa principal de una gran cantidad de problemas de salud como:

•Dolor en las articulaciones

•Enfermedad de tiroides

•Cardiopatía

•Trastornos del sistema nervioso y de los ojos

•Enfermedad inflamatoria intestinal (IBD)

•Colapso de tráquea y parálisis laríngea

•Trastornos del hígado, la vesícula biliar y el páncreas

• Problemas de comportamiento (el intestino y el cerebro de tu perro se comunican realmente a través del sistema endocrino)

•Cáncer

A medida que los investigadores aprenden más sobre el microbioma y su delicado equilibrio, se hace evidente que el intestino permeable es una de las enfermedades más importantes y prevenibles en perros (y humanos).

Cómo prevenir y/o reparar el intestino permeable de tu perrito: 10 claves

  1. Deja de alimentarlo con croquetas (pienso), ya que hace falta al menos un 30% de carbohidratos para fabricarlas.

Los carbohidratos nutren a las bacterias dañinas, por lo que una dieta fresca y muy bien cocida es una mejor opción. En estos pacientes más vale cocinar los alimentos, el calor y tiempo de cocción rompen enlaces que hacen mucho más fácil su digestión y absorción.


La regla general que usamos para recomendar o no croquetas es la siguiente: si el dueño tiene identificada una marca que no le cae mal, que le siente bien, adelante, empecemos con esa marca. La opción más segura, si el dueño no tiene claro este punto es utilizar piensos de proteína hidrolizada*.

*Con base en nuestra experiencia, más del 95% de los casos mejoran con una dieta hecha por ti con supervisión de un Médico Veterinario experto en nutrición canina, los piensos o croquetas que llegamos a utilizar como complemento son las hechas con proteína hidrolizada.

2. Aplica a tu perro o a tu gato solo los fármacos específicos que te recomiende un veterinario con experiencia.

La inmensa mayoría de estos pacientes deben de someterse a un protocolo de corticosteroides y antibióticos.

Los primeros son muy efectivos como desinflamatorios y los segundos muy necesarios porque al sufrir disbiosis (alteración de la microflora intestinal) estos pacientes son proclives a desarrollar superpoblaciones de bacterias patógenas, sobre todo protozoarios, empezando por las famosas giardias, pero sin estar exentos de criptosporidium, eimerias, firmicutes… y toda una fauna que nos complican el tratamiento, por eso son clave los antibióticos en la mayoría de los casos, para lo que necesitarás trabajo en equipo y total confianza con tu veterinario de confianza.

3. Reduce el estrés de tu perrito: si pasa muchas horas solo en casa, búscale un compañero o llévalo a la guardería canina.

Te lo juro, tan importantes son los medicamentos y la nutrición, como el estado anímico del paciente, y para eso es muy importante, que salga a pasear 2-3 veces al día, que juegue, si es posible, con amiguitos al menos 2-3 veces a la semana, que tú lo acaricies y le hagas masajes suaves en toda su columna… todo esto genera endorfinas y demás mediadores bioquímicos que contribuyen a su bienestar general, a que estén más relajados y, créeme, esto contribuye mucho a aliviar su sistema digestivo.

4. Nunca administres una vacuna innecesaria*: una vez que un perro adulto ha respondido a una vacuna (generado anticuerpos vacunales) las investigaciones científicas demuestran que ya no necesita más.

*Como Médicos Veterinarios somos defensores de la vacunación de los perros, pero jamás de una vacunación anual durante toda su vida, salvo muy contadas excepciones.

En lugar de volver a vacunar, pídele a tu veterinario que realice una titulación de anticuerpos para ver si necesita esa vacuna (lo más probable es que ya esté protegido y no le haga falta si ha sido vacunado y ha recibido un refuerzo).

¿Por qué crees que ningún animal, incluido el ser humano se vacuna cada año?

Porque los mamíferos tenemos algo que se llama “Memoria inmunológica”, una vez que te vacunan a ti o a tu perro y se recibe un refuerzo (dependiendo el tipo de vacuna) tu cuerpo genera anticuerpos vacunales y los “memoriza”, y si en alguna ocasión el agente infeccioso contra el cual ha sido vacunado ataca, el organismo del paciente vacunado genera esos anticuerpos que han sido guardados en su memoria inmunológica para defenderse y atacar a dicho agente infeccioso.

5. Deja de darle alimentos procesados (pienso) porque contienen conservantes e ingredientes, muchas veces genéticamente modificados, (como soja, maíz…) que dañan el microbioma.

Lo que te debe de quedar claro es que un pienso o croqueta es tan pobre en nutrientes, enzimas y demás elementos necesarios para fortalecer el intestino que lo único que provocas es debilitar y no fortalecer su intestino, el protagonista de este escrito.

6. Dale de comer a tu perro alimentos orgánicos*: los vegetales orgánicos no contienen pesticidas dañinos y las carnes orgánicas están exentas de antibióticos.

*Esto es más costoso, si no puedes acceder a alimentos orgánicos, al menos que sean naturales y poco procesados.

7. Huye de los anti-nutrientes: muchas croquetas contienen micotoxinas, que son mohos que pueden causar reacciones intestinales y autoinmunes graves, así como daños hepáticos serios, muchas veces mortales.

8. Suminístrale prebióticos a tu perrito o a tu gato: los prebióticos son el alimento de las bacterias benéficas del intestino (probióticos) y facilitan la producción de ácidos grasos que protegen las células de la mucosa del revestimiento intestinal.

¿Alimentos ricos en prebióticos? Frutas y verduras en general. Si le das manzana, pera, melocotón (durazno)… dáselos con la cáscara, ya que esta cáscara, frutas y verduras en general son ricos en FOS y MOS, es decir fructo oligosacáricos y manano oligosacáridos ¿y qué es eso? Nutrientes clave para alimentar a los probióticos, y mantener así una microbiota sana y benéfica, vital para un intestino sano.

9. Dale probióticos. En nuestra clínica, dedicada en exclusiva a la nutrición canina, como ya lo dijimos, lo primero que hacemos una vez que empezamos con la estrategia nutricional del paciente es “armar” su intestino.

Como el 95% de los pacientes son alimentados con pienso o croquetas, son pacientes desnutridos, con un sistema digestivo muy débil, con una microflora muy mermada, ya no hablemos de un paciente digestivo; pues es clave, al menos en las primeras fases, administrar cápsulas de calidad ricas en calidad y cantidad de probióticos.

Hay alimentos ricos en probióticos, pero por muy ricos que sean no hay comparación con la administración de probióticos de forma externa a través de estas cápsulas, sobre todo por la cantidad, está bien que des alimentos ricos en probióticos, pero si queremos realmente, al menos en el inicio, alcanzar niveles más o menos decentes es OBLIGATORIO el uso de probióticos externos.

Probióticos de uso humano. Por experiencia te digo que son mucho mejores y más baratos los probióticos de uso humano, son los que siempre recomiendo, es muy importante que te fijes en dos características: que contengan la cepa acidophilus y que cada cápsula contenga como mínimo (mientras más cantidad por cápsula, mejor) 40 Billones (40 mil millones).

Estos son los dos que yo recomiendo.

Vibefarma: https://vibefarma.com/comprar/probioticos-naturales/ref/ndp/?campaign=probiotico

Intesty-bac*: https://www.suplementoszeus.com/index.php/products/item/intestinal-bac-2

*¡Cuidado! Intesty-bac tiene una presentación de 10 Billones, para mí, eso y nada es lo mismo, compra la de 50 Billones.

Aquí te dejo un documento de esos productos, por si te sirve:

Vibefarma tribiotic: https://1drv.ms/b/s!Ag6KSIbAB77CgtYSRoiC01eCLUeq8A?e=GUDK2h

10. Enzimas digestivas. Prácticamente a todos los pacientes digestivos que atendemos les mandamos enzimas digestivas.

¿Qué son las enzimas digestivas? En esencia son moléculas que favorecen y ayudan a mejorar y culminar mil procesos en el organismo, por ejemplo, en nuestro caso las enzimas que nos interesan son las llamadas enzimas digestivas o pancreáticas que ayudan a desdoblar nutrientes, sobre todo proteínas, carbohidratos y grasas.

Este ejemplo te ayudará a entender mejor el concepto de enzimas. Seguramente has oído de gente que es “intolerante a la lactosa” eso significa que su cuerpo no es capaz de desdoblar el azúcar presente en la leche (lactosa), presentan dolores de cabeza, gases, diarreas… ¿Qué pasa ahí? Esa persona no genera la enzima que desdobla esta lactosa ¿Cómo se llama esta enzima? Lactasa (el término “asa” en general, se usa para clasificar a las enzimas).

El organismo de esa persona no es capaz de producir lactasa, y ahí comienzan los problemas. Es muy común que con la edad la gente deje de producir lactasa, y la leche que antes consumía sin problemas, con los años empiece a “caerle pesada”. Este problema se puede resolver por tres vías: dejar de tomar leche, tomar leche sin lactosa o ingerir lactasa (enzima) en las suficientes cantidades para desdoblar la lactosa (azúcar de la leche).

Una vez comprendido esto, te será fácil entender que si incorporamos enzimas digestivas o pancreáticas en la dieta de ese perro digestivo: proteasas (enzimas para desdoblar proteínas), amilasas (enzimas para desdoblar almidones) y lipasas (enzimas para desdoblar lípidos o grasas), le facilitaremos mucho el trabajo a ese intestino, y eso ayudará a mejorar su salud y, por lo tanto, la absorción de nutrientes.

Hay una marca mundial y famosa de enzimas pancreáticas: pankreoflat. Es la que recomendamos en general porque al atender pacientes de todo el mundo esto nos facilita el trabajo, ya que el dueño puede conseguirlas o localizarlas más fácilmente en la región geográfica donde se encuentre, pero hay mil marcas, son muy fáciles de conseguir ¿En qué nos debemos de fijar? En que tengan estas tres enzimas: proteasas, amilasas y lipasas.

Que sepas que los piensos o croquetas al ser sometidos a tantos procesos de industrialización: altas presiones, temperaturas… son pobres o carentes de enzimas, una razón más para evitar este tipo de alimentos.

En resumen: si no ves mejoría en él con los tratamientos para las alergias que le estás dando, comienza a tratar su intestino.

Mientras esas proteínas no digeridas y bacterias dañinas se filtren a través de su intestino, su sistema inmunológico se acelerará y sus síntomas de alergia permanecerán.

Las carísimas croquetas para la alergia no hacen más que “agitar el avispero”, así que trata el intestino permeable de tu perro hoy y soluciona sus alergias de raíz.

En nuestra clínica hemos tratado muchos casos de este tipo con un gran éxito.

Mira estos testimonios:

Arin (Carlos Hernández)

Kara (Rafael)

Eros (Emiliano)

Nos hemos basado, sobre todo, en los libros de:

Stephen Ettinger, Edward Feldman y Etienne Cote. Manual de medicina interna veterinaria.

Robert Washabau y Michael Day. Gastroenterología canina y felina.

Suscríbete al taller online gratuito. Haz click aquí

Saludogs

12 comentarios en “Intestino permeable y alergias alimentarias en perros (parte II)”

  1. Manuel Miguel Hernández Bejar

    Buenas tardes me gustaría saber si con la dieta que doy a mi perra con cristales de oxalato debo dar enzimas doy carne de pollo con arroz cocido y verduras zanahoria guisantes a veces doy huesos como alas de pollo otras veces sardinas complemento la dieta con condorproctetor omega3 y también doy probióticos me gustaría saber si debo dar en enzimas

  2. Hola, tengo un perrito que tiene alergia alimentaria le he dado muchos alimentos que me han recomendado, pero solo 1 le ayudo y no fue mucho. Me gustaría saber si tiene en venta algún libro de como hacer dietas caseras para perros con este problema. Gracias

  3. Dr gracias por tan excelente artículo. Tengo una pregunta. Puede un perrito mayor de 4.5 libras, comiendo natural y nada de grasa, desarrollar pancreatitis.

    Come proteínas como pechuga de pollo, carne de res magra sin grasa, huevos, molida de pavo y pescado. Vegetales variados y algo de calabaza, batata mameya, arroz y en ocasiones pasta. Todo cocinado al vapor sin nada de grasa. Solo utilizo omega 3 de 1000mg y solo le doy 2 gotas de la cápsula. Perdí me trabajo y los veterinarios no se explican porque. Llevo un mes dándole pechuga de pollo, huevo blanco hervido, papa y arroz. Le hecho agua para mantenerlo hidratado y tofo pulverizado para mejor absorción. Es posible q eso pase aun comiendo sano como he aprendido. Su consejo será de gran valor para mi. Gracias

    1. Carlos Alberto Gutiérrez

      Hola, Jesús

      Sí puede desarrollar pancreatitis, si abusas como vemos que lo haces con la dieta que das puede desarrollar pancreatitis.

      Saludogs

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Suscríbete a mi newsletter y recibe en cada correo una ronda de consejos para que aprendas a alimentar a tu perrito o a tu gato con comida de verdad, la de casa, la que tus abuelos daban a sus perros

Además:


Accede al taller online gratuito.


Te envío a tu email el libro de “Los alimentos más peligrosos para tu perro".

REGÍSTRARSE EN ESTE EVENTO

No te preocupes, a mi tampoco me gusta el spam, y su dirección de correo electrónico estará segura.