Por qué tu perro o tu gato está gordo y cómo ponerlo a dieta

Salir a la calle y ver pasear a perros gordos (muchas veces acompañados de humanos de igual tamaño) está a la orden del día. Se está convirtiendo casi en una epidemia.

Según la Asociación Americana de Medicina Veterinaria (AVMA son sus siglas en inglés) más del 40% de los perros estadounidenses tienen sobrepeso, es decir, 17 millones de perros, casi nada.

Y la Asociación para la prevención de la obesidad en animales de compañía establece un 58% de gatos gordos en Estados Unidos.

Pero en España no nos quedamos atrás porque alrededor de un 30% de nuestros perros y gatos sufren sobrepeso u obesidad.

Ahora bien, ¿sabes qué tanto por ciento de dueños de perros y gatos piensan que su compañero de 4 patas está pasado de peso? Solo un 17%

Objetivamente están gordos pero sus humanos no lo ven.

¿Por qué? ¿A qué se debe este error de percepción?

Pues esta distorsión de la realidad se debe, básicamente, a que como cada vez es más común ver a un perro con sobrepeso u obesidad por la calle, esto se está convirtiendo más en la regla que en la excepción.

Los perritos pasados de peso se están transformando en la “norma”, mientras que los que están en el peso correcto parecen que están desnutridos.

Si quieres que tu perrito o tu gato viva muchos años y de forma saludable, la obesidad no es el mejor camino.

Entonces, ¿quién tiene la culpa de esto?

Llevo más de 25 años dedicado, como veterinario, a la nutrición canina y felina, y, en mi experiencia, se debe a 3 factores:

1.- La industria del alimento procesado (los dichosos piensos o croquetas).

Aquí, como en el futbol, hay una gran liga en la que “juegan” los grandes fabricantes de pienso que hacen productos de baja a media calidad (Eukanuba, Purina, Science Diet, Iams) que acaparan el 90% de la producción mundial y por otro lado un grupo de pequeños productores de gran calidad* como Orijen, Taste of the Wild o Dr. Wysong.

¿Has pensado alguna vez cuál es el principal factor que mueve a estas grandes empresas que fabrican el 90% de ese pienso que le das todos los días de comer a tu perro o a tu gato?

Déjame decirte que NO es hacer productos nutritivos y que ayuden a su salud.

El principal factor que mueve a estos fabricantes es la RENTABILIDAD.

¿Y sabes cuál es el segundo factor? LA ADICCIÓN.

*Que te quede claro, por mucha gran calidad de un pienso, este es infinitamente inferior a la comida natural bien equilibrada que le hagas tú con base en alimento frescos, pura lógica.

Te lo explico:

Producir un pienso de “calidad” cuesta dinero, lo cual no sería rentable, en absoluto, para estas grandes compañías, por eso abaratan los costes de fabricación comprando ingredientes de baja calidad como las harinas de trigo, maíz, arroz o carne y subproductos de peor y aún más baja calidad que las harinas (entre ellos el aserrín), que son biológicamente inapropiados y que elevan los niveles de sal, azúcares y carbohidratos.

Inflan el pienso con harinas de cereales porque son mucho más baratas que la proteína animal (base de la alimentación de un cánido o un felino en la naturaleza) provocando que esos niveles de carbohidratos se disparen hasta un 45-75%, cuando en su dieta, en estado natural, los perros y gatos no necesitan más de un 10%.

Conclusión, tu perro debería comer, en condiciones naturales, un 10 – 15% de carbohidratos. Con los piensos, por muy “grain free” que sea, le estás dando un 50 a 75% de carbohidratos.

Consecuencia: perros y gatos con sobrepeso u obesos, origen de muchas otras enfermedades como la diabetes, la pancreatitis, problemas del sistema músculo-esquelético, enfermedad cardíaca, problemas respiratorios, artritis prematura, enfermedades de la piel, disfunción del sistema inmunológico, incluso ciertos tipos de cáncer.

Una observación en cuanto a los subproductos (muchos lo llaman aserrín)

Cuando la gente me pregunta si es bueno darle a su perro aserrín, desde ya digo: NO LE DES A TU PERRO O A TU GATO ASERRÍN EXTRA O COMO COMPLEMENTO

Los subproductos, como te dije más arriba, ya van incluidos en la fórmula de muchos piensos, no es más que una mezcla de fracciones de arroz, cáscara de cacahuete y subproductos de cereales, sin valor nutricional, que se usa para crear volumen artificial en la masa que forma las bolitas de pienso y abaratar los costes de producción.

Son, en parte, fuentes de fibra para que el perro o el gato se sienta lleno, pero de una calidad nutricional muy baja para las células de su organismo por lo que, aunque se haya comido un plato de pienso hasta arriba, no se han cubierto los requerimientos de proteínas y ácidos grasos que necesita.

Mucha gente me escribe y me dice: “Carlos, mi perro se come todo el pienso que le pongo en el plato, pero parece que está muerto de hambre, busca comida por todas partes”.

Pues claro, ese comportamiento se debe a la falta aguda y crónica de comida adecuada para ellos, es decir, una dieta natural bien hecha con altos niveles de proteína, niveles medios de grasa y bajos de carbohidratos.

Volviendo al proceso de producción del pienso, cuando este finaliza se le rocía con grasa para hacerlo apetitoso y, por lo tanto, podría llegar a ser adictivo. La grasa es muy “adictiva” ¿Acaso no te encanta? Ya no digamos en un carnívoro cuya base de su nutrición es proteína y grasa.

Esto lo conocen los fabricantes, por eso lo hacen, porque saben que si pueden conseguir que el perro o el gato desde cachorro se acostumbre a comer una determinada marca y sabor de pienso les estarán creando una adicción que hará que su humano compre ese producto durante los próximos 10-15 años.

¡Ojo! Esto último no es tan fácil de conseguir porque si tú aprendes a darle a tu perrito o a tu gato una dieta natural de calidad con excelentes niveles de grasa natural no habrá adicción posible al pienso y, por lo tanto, las posibilidades de que tenga sobrepeso disminuyen drásticamente

¿Tú que elegirías? ¿Un plato de pienso con sabor a carne o un trozo de carne?

Pues lo mismo tu perro o tu gato, no es tonto.

¿Y qué ocurre con los piensos light o bajos en grasa para conseguir que adelgacen?

Estos piensos que se recetan para conseguir que los perros y gatos bajen de peso son un “engañabobos”.

¿Por qué? Porque son más bajos en grasa y calorías que los piensos normales, pero más altos en carbohidratos y fibra.

Hasta un 75% de la fórmula puede ser arroz (carbohidrato) que no contiene grasa, pero es alto en calorías y las calorías que no se utilizan se convierten en grasa.

Por eso, aunque el pienso light que le das a tu perro sea bajo en grasa, como es alto en carbohidratos, si él no quema esas calorías que está ingiriendo de más, estas se almacenan en su organismo en forma de grasa.

Por otro lado, ¿qué pasa con la fibra? Se supone que si tu perrito o tu gato ingiere menos grasa y calorías va a perder peso, pero en realidad, no necesita para nada esa fibra extra que contiene el pienso light, que llega a ser hasta un 40% de los ingredientes.

Consecuencia: vas a tener un animal que no recibe los nutrientes que su organismo necesita, y que sin embargo se llena debido a la fibra, por lo que sus células van a estar constantemente hambrientas y le van a enviar el mensaje de que coma más y más para cubrir esa carencia nutricional que tiene, sin conseguir así bajar ni un gramo de peso e incluso engordar.

¿Lo ves ahora?

2.- El dueño del perro

O sea, tú.

La mayoría de los perros y gatos con sobrepeso u obesidad han llegado a ese punto por culpa de su humano.

Lo primero que tienes que revisar es la forma en la que lo alimentas y si llevas tiempo siguiéndome, ya sabes mi filosofía nutricional:

Aprende a prepararle en casa una dieta natural de calidad, es super fácil y rápido y en pocos días vas a ver un cambio espectacular en su organismo y su comportamiento en general. Va a perder peso en poco tiempo, te lo aseguro.

Pero si eres de los que todavía le da pienso, y tiene sobrepeso, revisa los hábitos alimenticios que tienes con él:

  • Es absolutamente necesario que sepas qué peso debería tener tu perro o tu gato, su peso ideal.
  • Utiliza una taza medidora y dale la cantidad que te señale el fabricante de acuerdo con ese peso ideal que debería de tener, edad y actividad diaria.
  • Nunca le dejes el plato con pienso a su libre disposición porque así no podrás controlar la cantidad que come.
  • Ten control de los “premios” que le das y descuéntalos de su porción diaria de comida.
  • Si le das trocitos de tú comida, ten cuidado y no te pases, porque va a estar ingiriendo calorías de más.
  • ¡Ojo! No recomiendo que le des un pienso “light” por todo lo que dije más arriba. Es preferible que coma un pienso normal, de mantenimiento regular.

Desapruebo totalmente alimentar a un perro solo con pienso.

Siempre digo y mantengo que, si no vas a ser capaz de tener un animal en condiciones, no lo tengas.

Tener un perro sano y en plena forma implica no solo darle una dieta natural de calidad bien hecha y no bolas secas, altamente industrializadas, si no también que salga a pasear todos los días por lo menos 3 veces, a caminar, que se mueva, que juegue con otros perritos.

Mucha gente que tiene perro llega a casa de trabajar y, como está cansada lo saca lo justo y necesario para que haga pis y caca y de vuelta a la casa.

Piensan que con jugar un rato con él ya es suficiente, que con eso ya hace el ejercicio necesario. Para nada. El ejercicio físico es absolutamente indispensable para tener un perro equilibrado, sano, fuerte, para que queme calorías y grasa, y tenga una masa muscular adecuada.

3.- Castración y esterilización

Como veterinario que soy he de ser honesto y directo sobre este tema:

Castrar y esterilizar a perros o gatos SÍ AFECTA a su metabolismo. Cuando se quitan los órganos productores de hormonas sexuales el metabolismo se ralentiza y, por lo tanto, afecta a su peso si no son alimentados correctamente y realizan el ejercicio diario necesario.

Muchos colegas veterinarios dicen que la castración y la esterilización no afecta al organismo, pero esto no es así si las cosas, nutricionalmente hablando, no se hacen bien. ¡Ojo! Eso no significa que no esté de acuerdo con la castración o esterilización, la entiendo y la apoyo en la mayoría de los casos, pero con varios matices.

No es lo mismo un animal castrado joven que uno ya de mediana edad. No se puede alimentar con la misma cantidad de comida a un perro de un año que a uno más mayor porque a este último le estarás dando comida en exceso.

Yo tengo 3 perros, una anciana y dos adultos (Luna, Diana y Hope). Las perras están esterilizadas y el macho está castrado y ninguno de los 3 tiene sobrepeso, ¿por qué? Porque comen dieta natural en cantidad y proporciones, de acuerdo, a su peso y edad y, además, realizan ejercicio todos los días, están en su peso.

Sin embargo, tengo muchos pacientes obesos o con sobrepeso, algunos de ellos han terminado siendo diabéticos y con otras enfermedades, y todos tienen una cosa en común: son alimentados con pienso.

Claro, cuando les preparo una dieta natural adecuada para llevarlos a su peso ideal, de acuerdo con su edad y tamaño, y en pocas semanas lo consiguen, sus dueños no se lo creen.

Resulta que llevan años dándoles bolitas y no bajan ni un gramo, incluso algunos engordan y al cambiarles la alimentación ven un cambio radical.

¿Magia? Para nada. Lógica alimentaria.

No se puede ir contra la naturaleza y dar de comer a nuestros perros y gatos como si fueran gallinas, engordándoles para después llevarlos al matadero de la obesidad y con ello a muchas enfermedades consecuencia del exceso de peso.

¡Ojo! También es cierto que hay determinadas razas que son propensas a engordar como los Beagles, Labradores, Golden Retrievers, Cocker Spaniels, Terriers… y con ellos hay que tener mucho control, pero al final, hay que hacer lo mismo: alimentarlos con productos frescos y naturales, lo que comerían si vivieran libres en la naturaleza y que tengan su dosis diaria de ejercicio y socialización con otros perritos.

¿Qué pasa si tu perrito o tu gato tiene un problema hormonal?

En bastantes ocasiones, existen trastornos hormonales no diagnosticados que pueden ser el motivo del aumento de peso en el perro o en el gato.

Te recomiendo que si lo tienes a dieta y hace ejercicio todos los días y aun así no adelgaza, lo lleves a tu veterinario para que le haga las oportunas pruebas diagnósticas y así poder saber qué le ocurre, para, acto seguido, ponerlo en tratamiento médico y nutricional

Los casos de sobrepeso causados por el hipotiroidismo son los que más trato en mi clínica (Luna, mi perrita anciana es hipotiroidea), y te aseguro que con una dieta natural adecuada para este tipo de dolencia los pacientes bajan de peso y mejoran, en general de su enfermedad.

Estar en el peso adecuado es necesario para tener una buena salud y el pasaporte para una vida larga y feliz. Esto aplica tanto para ti, como para tu perrito o tu gato.

¿Te gustó? ¿Quieres saber más sobre la nutrición de tu perro o de tu gato?

Suscríbete al taller online gratuito. Haz click aquí.

Saludogs

2 comentarios en “Por qué tu perro o tu gato está gordo y cómo ponerlo a dieta”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Suscríbete a mi newsletter y recibe en cada correo una ronda de consejos para que aprendas a alimentar a tu perrito o a tu gato con comida de verdad, la de casa, la que tus abuelos daban a sus perros

Además:


Accede al taller online gratuito.


Te envío a tu email el libro de “Los alimentos más peligrosos para tu perro".

REGÍSTRARSE EN ESTE EVENTO

No te preocupes, a mi tampoco me gusta el spam, y su dirección de correo electrónico estará segura.