¿Cómo se hace y qué contiene una croqueta?

En este artículo y en el vídeo que puedes ver más abajo, voy a matar 2 pájaros de un tiro.

Por un lado, te voy a hablar de la etapa de mi vida en la que estuve “en el lado oscuro” de la alimentación de perros y gatos.

Y, por otro, te voy a contar un problema muy serio que ocurrió en 2007 en Estados Unidos que provocó que la FDA (Food and Drug Administration), responsable de la salud pública en aquel país, retirase del mercado una serie de alimentos para perros y gatos.

Vamos con lo primero:

No sé si lo sabes y si no te lo cuento, pero durante un tiempo, trabajé en la industria del pienso para mascotas, formulando y supervisando todo el proceso de producción.

Yo era el encargado de fabricar las croquetas (bolitas, concentrado, pienso, como quieras llamarlo).

¿Cómo lo hacía?

Verás, mis jefes me decían: Carlos, para dentro de 2 meses estimamos una producción de X toneladas de alimento y tenemos un presupuesto de X euros, pesos o dólares por kilo y con esto te tiene que salir la fórmula.

Me ponía manos a la obra y una de las fórmulas que preparaba podía contener estos 3 ingredientes (entre otros):

Harina de trigo (25%)

Harina de maíz (20%)

Harina de carne (15%)

Podía ocurrir, por ejemplo, que tuviéramos stock del segundo y tercer ingrediente y que nos faltase el primero en nuestros almacenes, así que, mis jefes se ponían a buscar en diferentes mercados del mundo esa harina de trigo a buen precio para que no se saliese del presupuesto.

Bien, cuando encontraban esta harina tenían que pedir al proveedor los AQP (análisis químicos proximales) para comprobar que esa harina de trigo había sido analizada por un laboratorio certificado y contenía los porcentajes de carbohidratos, proteína, grasa, etc., que eran necesarios y así saber su calidad.

Se compraba este ingrediente y una vez que teníamos la harina de trigo en nuestros almacenes, y previo AQP, hecho también por nuestro laboratorio para confirmar los porcentajes, comenzaba el proceso de producción.

Se echaba cada ingrediente en un silo (te recomiendo que mires el vídeo para que lo veas todo con claridad) y se vertía el contenido dentro de una olla gigante con agua hirviendo.

El resultado, como te puedes imaginar, era una masa que se hacía pasar por un “extruder” (una máquina para hacer las bolitas que consta de un tubo largo que calienta la masa entre 90 y 180 °C).

Por el otro extremo del extruder salía esa masa ya en forma de bolitas y después de enfriarlas se les daba un baño de grasa para darles sabor y se las espolvoreaba con vitaminas y minerales para que el perro o el gato ingiriese algo de estos nutrientes.

Si te das cuenta, siempre he hablado de “harina” de trigo, de maíz o de carne, nunca he dicho “trigo”, “maíz” o “carne”. ¿Ves la diferencia?

Imagina la “paliza” que reciben estos ingredientes, sometidos a temperaturas altísimas, para convertirlos en “harina” y la que reciben otra vez cuando se convierten en esa masa y pasan por el extruder… y de ahí al organismo de tu perro o de tu gato.

¿Crees que en esas bolas queda algún nutriente real a como era el trigo natural o poco procesado?

Vale, ahora vamos con la segunda parte.

Al principio del artículo te dije que en 2007 ocurrió algo muy grave en Estados Unidos con el alimento ultraprocesado para perros y gatos, fue lo siguiente:

Uno de los productores de trigo, concretamente un productor chino, tenía harina de trigo que no cumplía con los porcentajes de proteína necesarios para pasar los AQP y ¿qué piensas que hizo?

Añadió a su harina de trigo “melamina de ponderosa”, que se utiliza para fabricar muebles, con lo que aumentó el porcentaje de proteína y así “engañó” en los análisis.

Muchas grandes compañías de piensos compraron esa harina de trigo y aunque volvieron a analizarla en sus laboratorios internos, siempre dio unos porcentajes de proteína correctos.

Fabricaron el pienso sin saber que la harina de trigo contenía la melamina, convirtiéndolo en tóxico para el consumo y miles de toneladas salieron a la venta.

Los perros y gatos que lo consumieron murieron, en un alto porcentaje, por insuficiencia renal aguda porque la melamina tapona los riñones, que son el filtro del organismo.

Si el riñón se tapa la urea (amonio), que contiene los desechos del organismo, no pasa por la vejiga y no se expulsa a través de la orina, por lo que empieza a circular por el cuerpo, produciendo mareos, vómitos…, terminando en fallo renal.

¡Ojo! Que la melamina no solo se ha utilizado en los alimentos para mascotas, como ocurrió en 2007, sino que al año siguiente también se incluyó en productos lácteos de bebés, helados y pizzas. Aquí puedes verlo.

A continuación, tienes un vídeo donde te explico todo esto con lujo de detalles:

¿Te gustó? ¿Quieres saber más sobre la nutrición de tu perro o de tu gato?

Suscríbete al taller online gratuito. Haz click aquí.

Saludogs

2 comentarios en “¿Cómo se hace y qué contiene una croqueta?”

  1. Paulina Villar

    Hola Doc, ya me ha convencido de que las croquetas no es lo mejor para mis hijos, ahora le pregunto que piensa acerca del alimento enlatado. Me gustaría su opinión y cuál es peor. Gracias 😌

    1. Carlos Alberto Gutiérrez

      Hola, Paulina

      Pues lo mismo ¿Tú alimentarías a tus hijos con base en latas? Otra cosa es que no estés por la labor de dedicar 5-10 minutos a hacerle de comer a tu perro, piénsalo bien y deja de engañarte a ti misma.

      Saludogs

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Suscríbete a mi newsletter y recibe en cada correo una ronda de consejos para que aprendas a alimentar a tu perrito o a tu gato con comida de verdad, la de casa, la que tus abuelos daban a sus perros

Además:


Accede al taller online gratuito.


Te envío a tu email el libro de “Los alimentos más peligrosos para tu perro".

REGÍSTRARSE EN ESTE EVENTO

No te preocupes, a mi tampoco me gusta el spam, y su dirección de correo electrónico estará segura.