Breve comparación de dietas naturales y piensos altos en cereales con bajas cantidades de proteína. Parte II

En la primera parte de este artículo, que la tienes aquí, te hablaba de la traducción de este artículo del Dr. Dodds, y que a través del mismo verás unas “Notas”, dichas notas son mis comentarios con base en mi experiencia donde comento algo que considere importante.

Manejo nutricional (Dietas caseras y dietas comerciales)

Muchos veterinarios, que tratan animales que sufren de enfermedades inmunológicas, han visto que el manejo nutricional alternativo es un avance importante para minimizar los desafíos medio ambientales en este tipo de pacientes.

NOTA:

Eso de “manejo nutricional alternativo” te aseguro que se refiere a dar alimentos frescos naturales, por muy increíble que parezca. Para los veterinarios, educados por una industria que les hace creer que lo más sano es alimentar a perros y gatos con base en esas bolas secas que no se estropean y altamente procesadas, es lo más normal pensar que la dieta “base” de un perro son dichas bolas, y lo “alternativo” son las alimentos frescos y naturales. Te puedo asegurar que en más del 80% de los casos, y no solo los inmunológicos (Alérgicos alimentarios), al hacer el cambio de esas “dietas base (bolas secas)” a dietas hechas con alimentos frescos y naturales y específicas para el problema en cuestión, e cambio de ¡BRUTAL! A positivo. Cuestión de un poco de lógica.

El reemplazo de alimento debe de ser una dieta de buena calidad y preferiblemente con un contenido relativamente bajo de proteína (20 – 22%). El incremento en carbohidratos y la reducción en la proteína, siempre y cuando ésta última sea de calidad, ha mostrado efectos benéficos en muchos animales afectados, y también se cree que tiene un efecto benéfico en el comportamiento. La dieta y el comportamiento parecen estar ligados porque ciertos alimentos en altas dosis pueden agravar la situación de perros con comportamiento (conducta dominante, agresión, hiperactividad y miedo).

NOTA:

Yo he visto un cambio radical A MEJOR en el comportamiento de perros cuando se cambia la dieta de piensos (Croquetas) a dietas bien hechas con alimentos frescos y naturales. Eso es más que obvio ¿has visto cómo te cambia el comportamiento cuando te pones a régimen? ¿Te imaginas estar siendo alimentado día y noche con un alimento tan procesado, tan pobre en nutrientes, sin enzimas y demás ingredientes clave para la nutrición? Eso te debe de cambiar la flora intestinal, y se ha visto que la flora intestinal sí incide en el cambio en el comportamiento.

Para los perros alérgicos, las dietas de eliminación consisten en la eliminación de la mayor cantidad probable de alérgenos durante 6 a 12 semanas, para evaluar los beneficios en los pacientes. Las dietas caseras son buenas si están correctamente balanceadas. Se eliminan en esta etapa todos los premios y suplementos nutricionales. Los alimentos ideales para este tipo de dietas son: pescado blanco, conejo, visón, pato, emú, avestruz, búfalo, pavo mezclado con papa; camote, excepto cebolla y vegetales crucíferos (broccoli, col, col de Bruselas). Los granos se deben evitar, por lo menos al principio, pero los perros toleran muy bien la quinoa, sorgo, cebada o lino.

Las dietas crudas han ganado mucha popularidad. La ventaja es que ofrecen una gran variedad de nutrientes. El prototipo de las dietas BARF por el Dr. Ian Billinghurst, recomienda la alimentación a un 60% de huesos carnosos (rabadillas, alas y pescuezos de pollo) con una mezcla de vegetales con carne molida y suplementos como algas kelp, vitamin E y vitamin C. Los análisis de alimentos mencionan que las dietas crudas proveen de un 40 a un 70% de proteína y la mezcla de carne y vegetales, entre un rango del 20 al 50% de proteína.

Existe la duda de si las dietas altas en proteínas pudieran provocar insuficiencia renal, sobre todo en pacientes con una función renal previamente comprometida, ya que existen informes que dicen que estas dietas aumentan el flujo sanguíneo renal, hipertrofia renal y provocan el aumento de la tasa de filtración glomerular. Hasta el momento, no hay datos que soporten o refuten estas teorías.

NOTA:

Ese es un miedo muy extendido, pero poco fundamentado, el creer que la proteína va a dañar los riñones, en casos extremos puede suceder, pero son casos extremos. Los dueños, sobre todo de pacientes renales, me preguntan constantemente, y yo lo que les digo es que “No es la cantidad, sino la calidad de la proteína”.

Te aclaro que los cánidos (como tu perro) en la naturaleza, basan su dieta en un 50 – 60% de proteína y un 10 – 15% de carbohidratos. Los piensos, en su inmensa mayoría contienen de un 20 a 30% de proteína y ¡45 a 75% de carbohidratos! Pero aunque ese pienso (Croquetas, concentrados) fuese libre de cereales, bajo en carbohidratos… y demás argumentos de venta.¿Te crees que es superior a unas buenas dietas hechas por ti bajo la supervisión de un veterinario experto en nutrición canina, con ingredientes frescos y naturales? Un poco de lógica.

Se recomienda la suplementación de minerales, vitaminas, ácidos grasos y oligoelementos (magnesio, cobre, yodo, selenio y molibdeno), sobre todo en pacientes con enfermedades crónicas y agudas, debido a que la demanda metabólica aumenta para el recambio celular y reparación de tejidos. Los suplementos típicos incluyen: mezcla de vitaminas y minerales, antioxidantes (vitaminas A, C, D y E y selenio), enzimas digestivas, levadura de cerveza, algas marinas, miel, aditivos de capa, vinagre de sidra de manzana, ácido clorhídrico (usado con moderación), yogur, agua Willard, hígado, huevos, ajo y abundante agua potable fresca.

NOTA:

En mi experiencia he visto que los complementos son clave, siempre y cuando sean acompañados de dietas hechas con ingredientes FRESCOS y NATURALES. Algo que hago con la inmensa mayoría de mis pacientes es “armar su intestino”, es decir, dar nutrientes ortomoleculares específicos para las células intestinales, esto fortalece las mismas y hace que las microvellosidades intestinales mejoren mucho su absorción, además de lograr efectos desinflamatorios, cuando aplica el caso.

Se sabe que las vitaminas A y E mejoran el funcionamiento de las células T cooperadoras y mejoran la inmunidad celular y humoral. La suplementación con carotenoides, como la luteína, los beta-carotenos, favorecen la inmunidad celular y humoral en perros, pero no así en gatos.

NOTA:

 En el renglón de arriba dice: “…los beta-carotenos, favorecen la inmunidad celular y humoral en perros, pero no así en gatos.” Quiero aclararte algo. Perros y gatos, en esencia, comen lo mismo. Si tu le das de comer a un perro de manera excelente (Alimentos frescos y naturales apropiados para ellos como carne, huesos, frutas, verduras…) el gato puede comer de ahí PERFECTAMENTE y CON LOS MISMOS RESULTADOS. Otra cosa es lo que la ciencia, en manos de la industria de alimentos para mascotas, ha hecho. Te lo explico:

Científicamente es cierto que un gato tiene distintas necesidades de, por ejemplo, taurina, en comparación con un perro, o lo que acabamos de leer de beta carotenos. Científicamente eso es cierto, pero en la práctica eso es RIDÍCULO. ¿Tu crees que un gato que caza, como miles de gatos, y se come un pajarito, una lagartija… se preguntará antes de la caza “tendrá los niveles de taurina que yo necesito”? ¿Acaso los gatos durante miles de años NO han estado comiendo “los niveles exactos y precisos de taurina”? ¡Pobres gatos, han estado en un grave error, hasta que han llegado estas compañías a salvarlos!

Conclusión, el mensaje de la industria de alimentos para perros y gatos con este manejo de la ciencia y la investigación es éste “Compra nuestras bolas secas porque contienen los niveles exactos de los nutrientes que tu perro (o gato) necesita” ¿Te das cuenta de la manipulación? Perros y gatos, en esencia, comen lo mismo.

Estudio con dieta cruda:

Se realizó un estudio de alimentación con dietas crudas por lo menos 9 meses, con la colaboración de la Dra. Susan Wynn, donde se analizaron parámetros de laboratorio en 256 perros adultos sanos de varias edades y razas. El mismo laboratorio (Antech Diagnostics) analizó las muestras de 227 perros. De este grupo, 87 fueron alimentados con la clásica dieta del Dr. Ian Billinghurst, 46 fueron alimentados con la dieta Volhard de Wendy Volhard, y el resto (94) se alimentaron con otras dietas crudas personalizadas.

Hubo representación de 69 razas incluyendo 233 de raza pura, 16 mestizos, 1 mezclado y 6 de origen desconocido. Las razas predominantes fueron 28 Labrador Retrievers, 21 Golden Retrievers y  21 Pastor alemán, 10 Whippets, 8 Ovejeros Shetland y 8 Bernés de la montaña, 6 Rottweilers, 6 Border Collies, 6 Doberman Pinschers, y 6 Pinscher Alemán, y 5 Cavalier King Charles Spaniel, 5 Ovejeros Australianos, 5 Borzoi, y 5 Gran Danés. La mayoría eran machos castrados (73) o hembras esterilizadas, así como 31 y 32 machos y hembras intactas, respectivamente. Se desconocía el sexo de 6 de ellos.

La edad media del grupo de perros fue de 5.67 más/menos 3.52 años y el tiempo promedio alimentando a los perros con una dieta cruda fue de 2.84 más/menos 2.54 años. Los datos de este grupo de perros se compararon con los mismos parámetros del laboratorio “Antech Diagnostics” de 75 perros adultos sanos alimentados con una dieta comercial de pienso (croquetas) basada en cereales, y en esencia fueron los mismos con algunas excepciones importantes:

1.- Mayor volumen del paquete eritrocitario (hematocrito) en todos los grupos alimentados con

Dieta cruda 53.5 + – 5.6%

Croquetas basadas en cereales 47.6 + – 6.1 %

Valores de referencia, de 51.0 + – 6.6 a

2.- Nitrógeno ureico sanguíneo (BUN) mayor en todos los grupos alimentados con

Dieta cruda 22.0 + – 8.7 mg/dL

Croquetas basadas en cereales 15.5 + – 4.7 mg/Dl

Valores de referencia, de 18.8 + – 6.9

3.- Creatinina en sangre más alta en todos los grupos alimentados con la dieta Volhard

Dieta cruda Volhard 1.20<>0.34 mg/dL*

Croquetas basadas en cereales 1.07<>0.28 mg/dL*

*El valor de referencia no aparecía en el artículo en inglés. Dicho valor varía de laboratorio en laboratorio, pero en promedio es (<1,80 mg/dL)

No se han revisado otros parámetros dentro de estos análisis, pero todo indica que un perro (carnívoro natural) alimentado con carne cruda, presenta un hematocrito y urea más elevados en sangre, que los perros alimentados con piensos con base en cereales (omnívoro obligado). Por lo tanto, los valores de referencia normales deberían ser revisados, para no tomarlos como anormales en estos perros que consumen más carne que cereales.

NOTA

Lo último que dice este artículo: “…los valores de referencia normales deberían ser revisados, para no tomarlos como anormales en estos perros que consumen más carne que cereales.” Es totalmente cierto. Dichos valores están hechos para perros alimentados de una manera totalmente antinatural. Es muy común en mi consulta que el propietario llegue preocupado porque su perro ha salido con valores ligeramente superiores en estos parámetros y que su veterinario de cabecera le diga “Es por el alimento que das, deberías cambiar y darle pienso que está totalmente equilibrado y contiene todo lo que necesita” De preferencia el que él/ella vende.

Bibliografía

Wynn S G, Bartges J, Dodds W J. Raw meaty bones- based diets may cause prerenal azotemia in normal dogs. AAVN Nutrition Research Symposium, June 2003 (abstr.).

Dodds W J. Complementary and alternative medicine: the immune system. Clin Tech Sm An Pract, 17(10: 58-63, 2002.

Roudebush P. Ingredients associated with adverse food reactions in dogs and cats. Adv Sm An Med Surg, 15(9): 1-3, 2002.

Dodds W J, Donoghue S. Interactions of clinical nutrition with genetics, Chapter 8. In: The Waltham Book of Clinical Nutrition of the Dog and Cat. Pergamon Press Ltd., Oxford, 1994, p.105-117.

Dodds W J. Pet food preservatives and other additives, Chapter 5. In: Complementary and Alternative Veterinary Medicine. Mosby, St. Louis, 1997; pp 73-79.

Volhard W, Brown K L. The Holistic Guide for a Healthy Dog. Howell Book House, New York, 1995, 294 pp.

Der Marderosian Q A. The Review of Natural Products. Facts and Comparisons, St. Louis, MO, Lippincott, Williams & Wilkins, 2001, pp 389-390, 508-509.

Berry M J, Larsen P R. The role of selenium in thyroid hormone action. End Rev, 13(2): 207-219, 1992.

Burkholder W J, Swecker W S Jr. Nutritional influences on immunity. Sem Vet Med Surg (Sm An), 5(3): 154-156

Saludogs

Firma

 
 
 
Carlos Alberto Gutiérrez
Médico Veterinario Col.5950
Experto en Nutrición Canina

4 comentarios en “Breve comparación de dietas naturales y piensos altos en cereales con bajas cantidades de proteína. Parte II”

  1. Rolando henriquez

    Muy buena informacion soy tecnico veterinario graduado 1989 en cuba tengo un negocio de mobil grooming en miami me interesa mucho la nutricion de las mascotas y estoy interesado en conseguir mas informacion si me pueden orientar donde encontrarla le agradaceria un cordial saludos y muchas gracia

  2. Hola dr. Buenas tardes,soy Velvet y tengo una Chihuahua de 11 años, hace un año empezó a hacer popo con sangre, moco, al principio estaba mal desparasitada pero eso ya no es, también antes comía puras piernitas de pollo cocidas o duraba días con pura jícama o coco y además galletas chatarra, ahora le doy pollo y croquetas pero menos ,ya he ido con varios veterinarios pero ella no se cura y todos me dicen que es colitis nerviosa, tiene días que hace popo bien pero después hace cada rato como agua y después se mezcla con sangre o con moco o a veces puros cohagulos, también vomita amarillo espumoso y en ocasiones tiene cohagulos pequeños. Por favor necesito su consejo ya no se que hacer. Se lo voy a agradecer mucho.

    1. Hola Velvet:

      Lo que podría ayudar sin medicarla, a menos de que sea muy necesario, es mejorar su alimentación con base en alimentos naturales. Si te interesa que te ayudemos con su nutrición, rellena un cuestionario y nos lo envías, porque puede ser intolerante digestivo.
      Aquí tienes el link:

      https://nutricionistadeperros.com/la-dieta-de-tu-perro-es-el-inicio-de-todo-rellena-el-cuestionario/

      Analizaremos el caso, te diremos que hacer, así como las tarifas.

      Saludogs.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Suscríbete a mi newsletter y recibe en cada correo una ronda de consejos para que aprendas a alimentar a tu perrito o a tu gato con comida de verdad, la de casa, la que tus abuelos daban a sus perros

Además:


Accede al taller online gratuito.


Te envío a tu email el libro de “Los alimentos más peligrosos para tu perro".

REGÍSTRARSE EN ESTE EVENTO

No te preocupes, a mi tampoco me gusta el spam, y su dirección de correo electrónico estará segura.