Cinco ritos para que tu perro coma feliz y con gusto

perro comiendo Tengo buenas y malas noticias. Primero veamos los ritos necesarios para que tu perro coma feliz. Al final te digo estas noticias.

Por si no lo sabes o no te has percatado, los perros y gatos son tremendamente observadores y saben tus estados de ánimo, tus rutinas y demás detalles de tu vida a través de la observación, de ver que repites patrones de comportamiento que a continuación traerán X o Y acción tuya, así de fácil, y sólo a través de su mirada.

La comida no es la excepción, y si te propones hacer estos ritos las probabilidades de que tu perro coma feliz su comida se elevan de forma considerable.

¡DEJA DE OBSERVARL@!

Como el clásico cotilla (metiche) que no deja de ver si su par de canarios han puesto huevos y al final la hembra termina tirando los huevos fuera y lo que era un aparente triunfo, una victoria, se vuelve un fracaso.

Lo mismo pasa con tu pelud@. Si estás al tanto de que se coma todo puedes crear un estado de ansiedad. Sirve de comer y dejal@ en paz, que vaya a su ritmo. Trata de actuar despreocupado, como si no te importase, sirve, date la vuelta, vete y deja que coma si quiere.

¿Han pasado 15 – 20 minutos y no come? Retira la comida y no digas nada, igual y no tiene hambre. No esperes que siempre coma.

Muchas veces de forma inconsciente enseñamos a nuestros perros a través de nuestro comportamiento a no comer.

SE CONSTANTE

Trata de usar siempre los mismos horarios, Ell@s saben más o menos los tiempos, tienen muy buenos relojes biológicos. Si lo haces así, sus instintos de comer empiezan a despertar y están más predispuestos a ingerir sus alimentos.

ACTÚA FELIZ

Nuestr@s amig@s saben captar muy bien nuestra energía y cuando esta es positiva los “contagiamos”. Si cuando preparamos la comida cantamos o le estamos hablando a ell@s de forma positiva y repetimos este comportamiento, nuestros queridos amigos asocian esta buena vibra con el comer, y así aumentamos las probabilidades.

Tampoco se trata de bailar y hacer un espectáculo alrededor de la hora de la comida. Si después de todo esto, no quiere comer, ya sabes, no hagas aspavientos, retiras la comida y punto. Aquí no pasa nada.

EJERCICIO

Recuerda: ¡no es bueno hacer ejercicio posterior a la comida! Sobre todo en razas grandes. El alimentar con bolitas y hacer ejercicio posterior aumenta las probabilidades de generar un vólvulo o torsión gástrica. La mayoría de las veces con consecuencias mortales.

El ejercicio es básico para estar sano, regula nuestros niveles de glucosa en sangre, estimula el metabolismo aumentando el anabolismo, este anabolismo incita al comer para mantener más sano al cuerpo (eliminación de grasa corporal, aumento de masa muscular…)

Toda esta estimulación a través del ejercicio mantiene a tu perro más activo, predispuesto a comer, y no solo a él/ella sino a ti también.

Ejercicio no significa que salgan a correr 20 kilómetros, con una leve caminata, que huela nuevos olores, que interactúe con otros perros, etcétera.

SI NO COME… FILOSOFÍA ZEN

Si tienes un perro sano y a veces no come ¡despreocúpate! Las pérdidas de apetito son normales. Existen distintos factores por los cuales un perro sano puede dejar de comer: el rápido crecimiento de un cachorro, el cambio de dientes, el celo, una perra en celo… mi mastín puede pasar ¡cinco, seis días casi sin probar alimento!  y esto lo hace cuando su vecinita, una cocker muy guapa, entra en celo. Pierde peso pero luego comienza a comer todo lo que ha perdido.

LA MALA NOTICIA

Imagina que yo quiero agasajarte y te invito a comer a un lugar de lujo, velas, buena música… ¡A que ya estás desando la comida! ¿No? Bueno, y a continuación te sirvo un exquisito plato de ¡bolitas secas y duras! ¿No se rompería el encanto?

Conclusión. De nada te servirá los consejos que te acabo de dar si a tu perro le vas a dar sólo bolitas secas y duras de alimento comercial la mayoría de las veces.

Que te quede claro LOS PERROS NO COMEN BOLITAS SECAS, eso no es alimento ¿Alimentarías  a tu hijo sólo con eso? Jamás.

LA BUENA NOTICIA

Si tu le das a tu perro dietas naturales de calidad, ten la seguridad de que las probabilidades de que se coma sus bolitas aumenta (si las das de vez en cuando). ¡Claro! Siempre y cuando ofrezcas algún ALIMENTO COMERCIAL DE CALIDAD:

Si quieres aprender a hacer dietas naturales de calidad, muy sanas, baratas, y de fácil preparación no dejes de tomar mis CURSOS ONLINE O PRESENCIALES

Para este artículo me he apoyado en el libro Raw & Natural Nutrition for Dogs. Lew Olson.

Saludogs

Firma

 
 
 
Carlos Alberto Gutiérrez
Médico Veterinario Col.5950
Experto en Nutrición Canina

6 comentarios en “Cinco ritos para que tu perro coma feliz y con gusto”

    1. Carlos Alberto Gutiérrez

      Hola Jacinto

      ¿Tu crees que es sano alimentar a un bebé con bolas secas, super procesadas y que no se echan a perder? Jamás, usa la lógica. Hay que empezar desde los 18 días de nacidos, y que permanezcan con la madre al menos 2 meses para un correcto desarrollo psicocognitivo.

      Te recomendamos que aprendas a alimentar con una dieta natural de calidad, el libro de dietas naturales te va a ayudar (ahí verás las cantidades que debes de dar, los alimentos ricos en calcio, cómo introducir huesos de forma segura…):

      https://nutricionistadeperros.com/dietas-naturales

      Si lo compras nos pides una super guía de cachorros que estamos terminando, te ayudará mucho.

      Si los amamos no debemos maltratarlos, suscríbete:

      https://nutricionistadeperros.com/suscripcion

      Saludogs

  1. Claudia ruiz

    Excelente consejo, mi perra es melindrosa para comer, esta sana en peso y en forma.
    Dejaré de presionarla y de observarla cada que le sirvo un plato.
    PREGUNTA: tengo un cachorro de 3 meses no es su hijo, y si el se acerca a su comida lo riñe. Aconseja que coman por separado?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Suscríbete a mi newsletter y recibe en cada correo una ronda de consejos para que aprendas a alimentar a tu perrito o a tu gato con comida de verdad, la de casa, la que tus abuelos daban a sus perros

Además:


Accede al taller online gratuito.


Te envío a tu email el libro de “Los alimentos más peligrosos para tu perro".

REGÍSTRARSE EN ESTE EVENTO

No te preocupes, a mi tampoco me gusta el spam, y su dirección de correo electrónico estará segura.