Mamá yo no fui. ¿Sienten culpa los perros?

perro culpa

Estoy seguro de que alguna vez has visto vídeos o fotos de algún “perro avergonzado” que han colgado en internet en los últimos tiempos. En muchos de ellos, el perro parece decir: MAMÁ YO NO FUI.

El pobre perrito parece sentirse culpable o con vergüenza por lo que ha hecho y los “letreros” que los propietarios añaden, para explicar por qué él se siente avergonzado, son bastante graciosos.

Pero ¿Te has parado a pensar alguna vez si los perros sienten, realmente, remordimiento cuando hacen alguna travesura?

Hay quién piensa que el parecer avergonzado (la cabeza baja, las orejas hacia atrás, la mirada suplicante) sólo es una reacción por la regañina que le has dado por algo que hizo antes.

¿Existe relación entre la “expresión” de tu perro y los sentimientos de culpa?

Algunos estudios que se han hecho, sugieren que “la expresión” del perro es una reacción a la “bronca” que le da su dueño.

En 2009, Alexandra Horowitz, profesora asociada de psicología de Barnard College (New York) y autora del libro “Dentro de un perro: lo que el perro ve, huele y sabe” publicó uno de los primeros estudios científicos sobre los sentimientos de culpa o remordimiento en los perros.

El estudio de Horowitz utilizó a 14 perros a los que se les sometió a una serie de pruebas para ver cómo reaccionaban cuando sus propietarios les decían que no se comieran un “premio, golosina…” y se marchaban de la habitación. En algunas ocasiones, los perros se comían los premios y otras veces no. Cuando los propietarios volvían a la habitación, algunos de ellos sabían lo que sus perros habían hecho, pero otros no tenían ni idea.

Horowitz observó que la mayoría de los perros asumían esa “expresión” de culpa cuando sus propietarios les regañaban, sin tener en cuenta si habían desobedecido o no.

Y, de hecho, los perros reaccionaban más ante una regañina cuando se habían portado bien que cuando habían desobedecido.

Según la Dra. Horowitz, los perros no estaban expuestos a la culpa por lo que esa “expresión” de remordimiento o culpa era una reacción hacia el tono de voz del propietario.

Sin embargo, no descarta la posibilidad de que los perros puedan sentir culpa (simplemente puntualiza que “la expresión del perro” no es un indicador de ello).

Desde luego, nuestros perros aprenden de su mal comportamiento, pero solo si nuestra reacción se produce en el momento de su acción o es inmediatamente posterior. Si transcurre mucho tiempo entre lo que ha hecho mal y tu reacción, habrá una menor conexión entre la acción y la consecuencia.

Mira este vídeo, es buenísimo:

 

Saludogs

  Firma
 
 
Carlos Alberto Gutiérrez
Médico Veterinario Col.5950
Experto en Nutrición Canina

5 comentarios en “Mamá yo no fui. ¿Sienten culpa los perros?”

  1. Sonia Iturbe

    el video buenisimo, pero los dueños se volvieron locos en hacerle esa maldad para que no siguiese haciendo sus travesuras. Imaginate cuando me encontre con mi maletin casi por completo comido por mihija Chirca. Un maletin que tenìa de años, era un maletin muy especial para mi. Y yo me hubiese vuelto loca regañandola o pegandolè. La pobre lo que me dirìa ¿Mamà por què me pegò? Si no hice nada, ¿Està loca?. ¿Què podìa hacer? Evitar que ella me volviera entrar alcuarto donde yo tengo mis cosas. Y buscarle otro sitio donde ella se sienta mas comoda y no pueda comerse nada que le pueda causar daño. Carlos gracias por ese blog me encanto

  2. Difiero un poco en este estudio, porque mi perro, en cuanto yo llegaba, ya estaba con su cara de vergüenza y autocastigado antes de que yo pudiera ver los destrozos que hizo. Cuando no había hecho ninguna travesura, me recibía feliz y efusivo. Pero también tiene razón en cierta manera, porque su hermana, o sea mi otra perra, asumía la misma conducta, aunque ella no hubiera hecho nada.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Suscríbete a mi newsletter y recibe en cada correo una ronda de consejos para que aprendas a alimentar a tu perrito o a tu gato con comida de verdad, la de casa, la que tus abuelos daban a sus perros

Además:


Accede al taller online gratuito.


Te envío a tu email el libro de “Los alimentos más peligrosos para tu perro".

REGÍSTRARSE EN ESTE EVENTO

No te preocupes, a mi tampoco me gusta el spam, y su dirección de correo electrónico estará segura.