Verdades en la nutrición del perro (41): Apto para consumo humano igual a nutrición pobre

comida apta para consumo humano pobre para el perro

Animados por las historias de horror sobre cómo los alimentos para mascotas contienen animales que han sido atropellados en la carretera, sacrificados, subproductos, rellenos y similares, la tendencia en los alimentos para mascotas son los ingredientes clasificados como “Apto para consumo humano”.

Existen varias razones para evitar esta afirmación.

Para empezar, la clasificación humana pude significar Coca Cola, malvavisco, patatas fritas, dulces y pizza de masa gruesa. El término incluye los cuatro venenos blancos: la harina blanca, el aceite blanco, la sal blanca y el azúcar blanco. Estos son los ingredientes de la clasificación humana responsables de la epidemia de las enfermedades crónicas degenerativas que atacan a los humanos de hoy en día. Entonces, ¿Por qué arriesgar a nuestras mascotas a similares resultados?

«Apto para consumo humano» puede significar Coca Cola, malvavisco, patatas fritas, dulces

En segundo lugar, aunque “Apto para consumo humanos” suena atractivo, no tiene nada que ver con la nutrición y la salud. Se trata solamente de puro marketing sin conciencia. Solamente hay que ver lo que los primitivos humanos y carnívoros comían en la naturaleza. Nada de eso es “Apto para consumo humano”. Muchas de las cosas que ahora nosotros llamamos subproductos y que no están clasificados como “humanos” fueron apreciados alimentos de nuestros antepasados y de los antepasados de nuestras mascotas.

No juzgues un ingrediente por la “palabra” que lo define. Tu mascota estará muchísimo mejor comiendo intestinos, huesos, carne magullada, órganos y salvado de arroz que , por ejemplo, «pechuga blanca pura de pollo con suave harina blanca» con la etiqueta “Apto para consumo humano”. El modelo arquetípico natural es el que se debería de seguir, no las afirmaciones seductoras que hablan de ser sano y saludable por llevar el cartel de “Apto para consumo humano”.

Y, para terminar, un pensamiento. ¿En que llegarían a convertirse todos los ingredientes nutritivos, no clasificados como de “uso humano”, que son subproductos que abastecen la cadena alimenticia humana? ¿Llenaremos los vertederos con ellos? De esta forma, alimentaremos a nuestras mascotas de una forma más agradable siguiendo lo de: “Apto para consumo humano”  pero no son más que nutrientes empobrecidos como carne blanca y filetes sin grasa.

Además, tirar todos esos alimentos no clasificados como de «uso humano» significaría que más animales tendrían que ser producidos y sacrificados para alimento. Además de la crueldad que esto representa, el planeta pagaría una elevada cuota medio ambiental.

Alimenta a tu perro y a tu gato utilizando la lógica, no con esas expresiones, con cargado sentido emocional malintencionado, que el hombre se ha inventado como “Apto para consumo humano”.

Pensamiento del día: “Ama las maravillosas formas en las que nuestros animales son modelos, para vivir la vida de la forma más plena, amando incondicionalmente, aceptando toda la pasión que lleva dentro y estando, completamente, en el presente” Susan White.

Palabra del día: Grasas trans: Son las grasas insaturadas en las que los átomos de hidrógeno, en los enlaces dobles, están uno frente al otro más que en el mismo lado. Esta configuración distorsiona la molécula y afecta a las membranas y los procesos en lo que la grasa participa. Las grasas insaturadas se crean normalmente cuando los químicos intentan saturar las grasas insaturadas con hidrógeno para que se conviertan en más estables y sólidas.

Dr. Wysong

Saludogs

Firma

 
 
 
Carlos Alberto Gutiérrez
Médico Veterinario Col.5950
Experto en Nutrición Canina

7 comentarios en “Verdades en la nutrición del perro (41): Apto para consumo humano igual a nutrición pobre”

  1. victoria edith brijaldo a.

    Desde niña, en casa siempre tuvimos perros, ninguno de raza solo criollos y en ese entonces no recuerdo que existiera ninguno de estos alimentos concentrados, el menú para ellos era el mismo que nosotros consumíamos, comida del día, es decir lo que sobraba en los platos y las ollas, no se veían ni obesos ni desnutridos y lo mejor de todo, nunca los vi enfermar de cosas graves o extrañas, por el contrario, alcanzaron edades avanzadas y las visitas al veterinario no existían.

    Hoy las cosas son muy diferentes, ellos enferman de las mismas cosas que los humanos y lo mas triste y decepcionante de esto es que los veterinarios han encontrado en esta circunstancia el negocio más rentable, es tan evidente como el hecho de que si mi perro está realmente grave y no tengo en ese momento el dinero para que me lo atiendan debo elegir entre conseguir el dinero como sea o tomar la decisión de hacerlo dormir.

    He tenido infinidad de experiencias con los perros que han pasado por mi vida y puedo decir que los seres humanos podrán desaparecer de la faz de la tierra y nunca sabrán y menos aprenderán a tener un gramo de fidelidad y lealtad hacia estos seres tan nobles. En enero, Simón mi perro criollo empezó a ponerse mal, eran las 10 de la noche y tuvimos que llevarlo de urgencias a una clínica veterinaria, allí le tomaron una radiografía y el diagnóstico fue que estaba empezando a sufrir una torsión de estómago y era necesario operarlo cuanto antes, pero el doctor me advirtió que este procedimiento era bien costoso y estaba en riesgo la vida del perro, algo que ya sabía porque tuve otros dos perros a los que les dio esto mismo y murieron. En fin, el veterinario estaba más preocupado por el pago de un valor adelantado que debía ser del 50% o más del total de la cirugía y si no pagaba este adelanto pues él no procedería a operarlo «sintiéndolo mucho» porque según él ya les había pasado esto otras veces (supongo que se refería a que el dueño del perro no volvía o no pagaba la operación), afortunadamente tenía ese valor para responder por el procedimiento y me quedé viéndola negra para sobrevivir lo que faltaba para acabar ese mes y encima los gastos después de la cirugía.

    Tenía una perra doberman y ya adulta sufrió una infección en el útero, la tuvieron que operar y al cabo de unos años, empezó a desarrollar una mastitis, se llevó en sus inicios al veterinario y dijo que no se podía operar porque habían involucrados unos vasitos y podría producirse una hemorragía por lo tanto se dejó así y con el tiempo terminó volviéndose una masa deforme y grande, también empezó a presentar gastritis e insuficiencia renal crónica. El veterinario recomendó darle como única comida arroz con hígado y huevo y me lamento ahora cuando me vengo a enterar de que el arroz no es bueno ni saludable y menos una forma adecuada de nutrir a un perro sobre todo en las condiciones en que se encontraba mi perra, es como si la hubiera estado envenenando de a poco.

    Ella fue muy fuerte y valiente porque resistió a todos estos males, para que no orinara con sangre le daba capsulas de omega 3 pero para humanos, no conocía de este producto alemán que usted menciona que es específico para caninos, afortunadamente me sirvió. La tuve que hacer dormir porque un día su cuerpo ya desgastado por la enfermedad no pudo más, partió dejándome un gran vacío y una enseñanza, su entrega incondicional, su nobleza, su fidelidad y lealtad a toda prueba. Extrañamente, otra perrita también criolla que tuve al tiempo con mi doberman, igual que ella, presentó problemas en el útero y la tuvieron que operar, también era adulta cuando esto sucedió, con el paso del tiempo, igualmente desarrollo una mastitis, en el caso de ella el crecimiento se dio más rápido y en vista de que esta masa casi empezó a obstaculizar su desplazamiento puesto que la perra era pequeña y por pocos centímetros no tocaba el suelo se decidió que era necesario operarle este tumor.

    Luego de esto la salud de ella se complicó y empezó a mostrar problemas neurológicos, empezó además a tener una parálisis facial y el pronóstico del neurólogo no era muy alentador y lastimosamente tuvimos que tomar la mejor decisión para ella, hacerla dormir pues ya era bastante mayor y era inhumano querer preservar su vida a costa de una mal calidad de la misma. Pero ahí no termina, tengo en este momento otra perrita criolla (las tres perras las tuve al tiempo, ninguna vino después de morir las otras), este año ya cumple 14 años (98 en edad perruna) y hace mas o menos año y medio que empezó a presentar una mastitis, ella a diferencia de las otras dos, nunca fue castrada. Esta masa ya alcanza un gran tamaño y se con el dolor de mi alma que en cualquier momento ella se rendirá y tendrá que dejarme, le doy todos los días pastillas de spirulina que son de muy buena calidad, aunque son de consumo humano pues creo que aquí en mi país no se consiguen estos productos especializados para perros.

    Ella es de muy buen apetito y a pesar de su salud no permanece acostada y menos si me siente cerca (esta ciega al igual que lo estaba la otra perrita pequeña que mencioné antes). Ladra cuando llega alguien o suena la puerta, cuando es la hora de comer y es muy emotiva conmigo cuando le hablo o llego de la calle… ¿Por qué tuve que tener tres perritas que desarrollaron esta mastitis casi al tiempo?, ni los veterinarios saben que responder a esto, lo que si puedo decir con certeza es que nunca pero nunca cuando era niña y tuvimos tantos perros y perras ninguno en absoluto sufrió este tipo de cosas y lo más irónico es que no habían tantos alimentos y medicamentos para ellos, solo se alimentaban de lo que quedaba en nuestros platos.

    Le agradezco mucho que tenga un corazón tan grande por estos seres especiales y que la vida lo colme de todas las bondades posibles para que su labor continúe extendiéndose.

    1. Carlos Alberto Gutiérrez

      Hola Victoria

      Muchas gracias por tus palabras son luz al final del túnel que nos conminan para seguir adelante.

      Saludogs

    2. Doctor Carlos excelente reportaje , quiero pedirle un consejo.
      Mi perrito criollo 2 años no quiere las croquetas a veces le doy pollo , arroz con atun y se lo come muy bien y cuando no le doy comida de humano ni come las croquetas.
      Aquí en México me han dicho que con la comida de humanos se le capitán los dientes y me siento culpable cuando se la doy.
      Que puedo hacer.
      Muchas gracias.

      1. Hola Gustavo:

        Es lógico que tu perro no quiera comerse las croquetas porque LOS PERROS NO COMEN PIENSO (CROQUETAS, BOLITAS…). Es insano y muy grave alimentar a un perro de esa forma porque ese tipo de producto está altamente industrializado y solo contiene un 10% de humedad, por lo que el animal está sometido a una deshidratación crónica diaria.

        Te recomiendo que comiences a darle alimentos frescos y naturales porque contienen un 80% de agua (lo que han de tomar los mamíferos a través del alimento) y todos los nutrientes que su organismo necesita.

        Aprende a prepararle dietas naturales de calidad y para ello te aconsejo que tomes nuestro curso avanzado de «DIETAS BARF, NATURALES, CASERAS…»

        Saludogs.

  2. Maria Cecilia Posada

    Dr. Carlos Alberto:
    Yo vivo en Colombia y trató de seguir tus consejos, pero me gustaría que programaran una visita a Colombia de parte tuya para dictar un seminario o charlas sobre la alimentación de nuestros perros.
    Acá es muy incipiente y sin muchas explicaciones lo que conocemos de ellos. Sería buenísimo !!!
    Gracias .
    María Cecilia

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Suscríbete a mi newsletter y recibe en cada correo una ronda de consejos para que aprendas a alimentar a tu perrito o a tu gato con comida de verdad, la de casa, la que tus abuelos daban a sus perros

Además:


Accede al taller online gratuito.


Te envío a tu email el libro de “Los alimentos más peligrosos para tu perro".

REGÍSTRARSE EN ESTE EVENTO

No te preocupes, a mi tampoco me gusta el spam, y su dirección de correo electrónico estará segura.