CURSO ONLINE DE DIETAS BARF, NATURALES, CASERAS...

MI HISTORIA

Mira este vídeo, por favor

Hola, ¿Qué tal? ¿Cómo estás?

Como te había prometido, te voy a contar un poco de mi historia, quién soy, a qué me dedico, qué hago.

Mi nombre es Carlos Alberto Gutiérrez, soy médico veterinario, experto en nutrición canina y felina. He trabajado en este campo por más de quince años. Me gradué en la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) y soy orgullosamente “PUMA”, pero vivo en Madrid, bueno mi vida la divido entre Madrid y DF. Paso consulta en ambas partes, doy cursos alrededor del mundo entre Europa y América, cursos de nutrición, enseñarle a la gente la manera digna y natural de nutrir a nuestros perros y a nuestros gatos.

Paso consulta en Madrid, vivo por el Retiro, por ahí paso consulta y también por Vallecas. En México DF paso consulta con el doctor, un doctor que es escuela para muchísimos mexicanos y latinoamericanos, es escuela de todos nosotros, lo digo orgullosamente, es el Doctor Carlos García Alcaraz, por ahí por Polanco. Pues así divido mi vida en eso y como mucha gente no puede llegar a mis cursos porque está muy lejos les doy esta oportunidad, los cursos online que es la mejor manera de acercarse.

Mi sueño siempre ha sido ser escritor, siempre, siempre he soñado, desde joven y he escrito y he leído como un obseso y veo que cuando deseas algo realmente se cumple y dedicándole tiempo se cumple y ahora vivo de escribir mi blog, orgullosamente lo digo, de mi blog. He escrito novelas, todavía no las publico, pero bueno, algún día me haré famoso de novelas, ya lo verás.

Te cuento un poco de mi historia: cuando terminé la carrera me fui por Europa, anduve por ahí, después a Los Ángeles y en los Ángeles estuve con el Doctor Ettinger, que todos los que nos dedicamos a perros y gatos, veterinarios, lo conocemos. Tenemos sus libros que son unas Biblias de medicina interna y ahí conocí al doctor Jay Pleckner que hacía nutrición, pero no la nutrición clásica que nos enseñan en la Universidad para engordar vacas, gallinas… no. Esta es una nutrición para sanar a los animales, como a las personas, o para evitar que se enfermen, te hablo de nutrición clínica. Y con quién se puede practicar en veterinaria eso solo es con perros y gatos porque no son especies productivas, son de compañía. Vi todo un campo y me gustó.

Cuando regresé a México, mi pasión por seguir escribiendo…escribí en revistas veterinarias y ahí me fueron conociendo y un día me invitan al hospital de la UNAM, de perros y gatos, me invita el Doctor Carlos Santoscoy, que era el director, siempre se lo agradeceré, para ser el asesor. Y Ahí me tenían, con 25 o 26 años, siendo asesor de alumnos, incluso mayores que yo y eso me dio la oportunidad de entrar al grupo de los especialistas ¿Qué especialistas? Pues imagínate: en medicina interna está el Doctor García Alcaraz, el Doctor Hugo Tapia, el Doctor Alanis en cardiología, que sabía muchísimo, ortopedistas Carlos Santoscoy y Gabriel Ramírez. En piel, en dermatología, nuestro querido Luis Nolasco, también Heidi Polens y quién más, pues muchos otros…el Doctor Isidro Castro, que lo quiero muchísimo. Toda esta gente me fue formando y yo era el que estaba en nutrición y las asociaciones de veterinarios, viéndome en la UNAM, me invitaban a dar charlas y vieron mi don para hablar frente al público y de ahí la industria me fichó para seguir dando y estando en la UNAM, me daban todo tipo de facilidades. ¿Por qué te cuente esto? Porque verás algo muy importante ahora: me invitaban y yo daba conferencias y hablaba bien de las famosas bolitas en congresos y esto es el “circo”. Me invitaban a todo esto…

¿Cómo funciona un especialista? ¿Cómo trabaja un especialista en la medicina humana o veterinaria?: los especialistas se vuelven buenos en ortopedia, cardiología, oftalmología…en oftalmología estuve mucho tiempo con el Doctor Gustavo Adolfo, que también lo quiero mucho. ¿Cómo funciona esta gente, el especialista? Todo el mundo veterinario, o el mundo médico, conoce a ese especialista y cuando tienen un caso, como ellos no son especialistas, le llaman al especialista y éste va, supongamos que el perro se rompió la pata, pues llaman a un especialista, en Madrid tenemos a Ángel Soutullo o a Rodrigo García, mexicano, son muy buenos y los llaman y ellos van a la clínica y operan, ven al perro, operan y cobran y una parte es para la clínica y la mayor parte para ellos y esto es perfecto y así igual cardiólogos, oftalmólogos, todos.

¿Cuál fue el problema conmigo? Yo pensé que iba a ser lo mismo, pero no. Llegó la gran industria, vendió los alimentos, le comió la cabeza al veterinario pensando que eso era lo mejor, alimentar al perro con bolas secas, lo cual es una absoluta falsedad y yo quedé fuera por qué, ¿qué decía el veterinario? Yo no voy a invitar a Carlos Alberto, paso de Carlos Alberto y yo vendo el alimento para el perro y me llevo ese dinero y todo para la clínica.

Entonces yo quedé fuera. No había forma de trabajar, eso me pasó en México, entonces me vine a Europa, estuve en España y exactamente lo mismo. Cuando trabajaba en clínicas, cuando se me ocurría hablar de las bondades de los alimentos naturales, los dueños de las clínicas me decían: no, un momento, aquí se vende el alimento “x” o el alimento “y”, si no olvídate. Y yo estaba amarrado de manos, no podía encontrar salida a lo que yo amaba. Hasta que en mi pasión por escribir, tenía un amigo que tenía un blog de salud y empecé a ser el editor y ahí ¿sabes de qué me di cuenta? Que había muchísimos médicos especialistas en Estados Unidos que hacían sus blogs y se volvían famosos.

Entonces, yo empecé mi blog en el 2011, sin querer, nutricionistadeperros.wordpress.com y empezó a entrar gente (50 personas al mes) y yo feliz y me decían: Doctor, deme  su número de cuenta y le deposito y yo les daba un número de cuenta y me depositaban y me pagaban por mis servicios, por ayudarles con sus “queridos hijos”. Para mí eso fue magnífico y empecé a leer muchísimo de marketing online y lo más importante que aprendí ahí ¿sabes que fue? Una frase: DON´T SELL, TEACH: NO VENDAS, ENSEÑA

¿Qué es lo que hacía entonces? Enseñaba a la gente, daba artículos de calidad y eso te lo puntúa muy bien google, los buscadores y te van subiendo, escalando y vas llegando a los primeros lugares. Así yo empecé a llegar a los primeros lugares y cada vez entraba más gente a mi blog, cada vez me preguntaban más y ahora estoy aquí, dando cursos para todo este tipo de personas, por todas partes, enseñándoles lo más sano para sus perros, lo que considero yo lo más sano, con base en lo que yo sé y es lo que hago y me dedico ya de lleno a la consulta en exclusiva de nutrición canina y felina.

Fue como empecé a hacer esto y ya no entran 50 personas al mes. Ahora entran más de 3000 al día, más de un millón de lectores tengo al año, eso lo digo orgullosamente porque soy el único haciendo esto, prácticamente el único contra toda la industria que hace lo contrario, humillar al perro y era algo que me dolía muchísimo, ver como nuestros perros (me duele y me sigue doliendo muchísimo), ver que tu perro se acerque y pida de comer y le digas no, tú tus bolas secas. Me gustaría que lo hicieras al revés para que entendieras.

Que yo se que tu estas aquí y tú entiendes eso y vas a ver cómo te voy a enseñar yo a alimentar a tu perro como debe de ser: alimentos naturales con 80% de humedad (no bolas secas con 10% de humedad) y el rollo de que lo faltan todos los nutrientes y demás…Te voy a enseñar, no te preocupes.

Eso es lo que a mí me dolía tremendamente. Me duele ver a un perro que ruegue por alimento, que se vuelva loco por comer lo que come un perro: carne, frutas, verduras, arroz…, esas cosas son las que come un perro. Hay que saber hacerlo, porque si no puedes desequilibrar la dieta, pero no es tan difícil.

La industria lo ha puesto complicado ¿para qué? Para que pienses que por ahí no es. Entonces fue cuando yo empecé a hacer todo esto y fue mi gran cruzada, es mi gran cruzada: educar a gente como tú, que está aquí y que cree en mí, te lo agradezco de verdad, de corazón. Y ahora me dedico de lleno a esto, en exclusiva y te decía en otro video, que te iba a enseñar, algo muy importante que me ha cambiado la vida, la muerte de mi perro, que es como un hijo, mis perros son mis hijos y que mi perro muriera por comer bolitas fue algo tremendamente cruel, una lección durísima y no te lo digo frente a video porque aún, a veces en los cursos, se me quiebra la voz de lo que me duele porque mi hijo me dejó, se fue de un día para otro, se me fue… y te lo dejo en un artículo que escribí, aquí lo veras (te lo dejaré aquí adjunto) para que entiendas. Lo escribí esa misma noche que murió, golpeando las teclas, llorando, destrozado y con un gran dolor. Pero ha sido una gran lección

Yo quiero que tu aprendas a alimentar a tu perro de forma natural para que no te pasen estas cosas, porque estamos matando a nuestros perros con alimentos altamente industrializados, secos, que no se echan a perder, porque como muy bien sabes, la nutrición es uno de los pilares fundamentales de la salud y no se puede estar sano comiendo bolas secas que no se echan a perder, eso no como un perro. ¿Ok? Entonces me despido de ti y muchas gracias por tu tiempo.

Nos vemos próximamente en la próxima lección que la recibirás muy pronto y te dejaré varias tareas. Hasta luego.

Suscríbete a mi newsletter y recibe en cada correo una ronda de consejos para que aprendas a alimentar a tu perrito o a tu gato con comida de verdad, la de casa, la que tus abuelos daban a sus perros

Además:


Accede al taller online gratuito.


Te envío a tu email el libro de “Los alimentos más peligrosos para tu perro".

REGÍSTRARSE EN ESTE EVENTO

No te preocupes, a mi tampoco me gusta el spam, y su dirección de correo electrónico estará segura.